En la entrada norte de Temuco fueron esperados la noche del lunes 12 de enero por personal del Cuerpo de Bomberos de Temuco los cuerpos de los dos voluntarios fallecidos en acto de servicio mientras concurrían a controlar un incendio en Collipulli.


Los restos de Patricia Marín Cáceres de 40 años y Jayson Salamanca Salamanca de 21, ingresaron a bordo de una carroza del Servicio Médico Legal, escoltados por personal bomberil de Collipulli, Angol y Toltén.
Entrando a Temuco, una serie de carro bombas locales se les unieron, mientras frente a la planta eléctrica de avenida Rudecindo Ortega, otros voluntarios efectuaron una formación y algunos extendían una cortina de agua utilizando pitones, en honor a los caídos cumpliendo el deber, para finalmente unirse a la caravana que avanzaba con ulular de sirenas de carros y cuarteles.


La misma escena se repitió en las afueras del Servicio Médico Legal, lugar en que junto con la formación y las cortinas de agua, el capellán del Cuerpo de Bomberos de Temuco efectuó un breve responso en recuerdo a estos dos bomberos de la Segunda Compañía de Collipulli que perdieron la vida este lunes.

El Comandante de Bomberos de Collipulli, Joel Cárcamo, visiblemente afectado, junto con manifestar el hondo pesar institucional que existe, adelantó que el velatorio de ambos mártires comenzará este martes y la Junta Nacional de Cuerpos de Bomberos decretó duelo institucional.

El velatorio se realiza en el cuartel de la Segunda Compañía de Collipulli y los funerales serán este miércoles a las 20 horas en la misma comuna.

"Nunca imágine que era nuestro carro"

Según relató el Comandante de la Institución, Joel Cárcamo, durante la tarde se registraron una serie de siniestros casi simultáneos, tal como venía ocurriendo desde hace semanas.


Mientras un grupo de voluntarios controlaba varios focos en la zona limítrofe de Ercilla y Collipulli, otras compañías se encontraban en el sector del Molino El Globo, en Collipulli, donde el fuego forestal amenazaba varias viviendas.
En ese momento se despacha a una nueva emergencia, esta vez en el sector Bajo Malleco, en el sector inferior del Viaducto del Malleco, hasta donde salió un carro del tipo “araña” con tracción en las cuatro ruedas, perteneciente a la Segunda Compañía.


El vehículo era guiado por el cuartelero segundino, Rodrigo Sepúlveda Quezada de 52 años y era tripulado por Jeyson Salamanca Salamanca de 20 años, María Patricia Marín Cáceres de 40 años, Jonathan Zúñiga Salamanca de 22 (primo de Jeyson), Jeannette Garcés Mardones de 31 y el capitán Guillermo Pavez Vargas.

Al descender por una pronunciada cuesta bajo el Viaducto del Malleco, el carro bomba comenzó a adquirir velocidad, tornándose incontrolable para el conductor, hasta que en una curva colisionó casi de frente con un camión del tipo tres cuartos que subía la cuesta y en el que viajaban Héctor Yáñez Rivas de 65 años y Alexis Labrín Jara de 37, vehículo que pertenece a una empresa contratista.

Producto del violento impacto, el carro bomba volcó a perdieron la vida en forma instantánea Jeyson Salamanca y María Marín Cáceres, esta última esposa del capitán Guillermo Pavez, quien iba en la misma máquina y que resultó herido.

El comandante Joel Cárcamo, recordó que en ese momento le informan del volcamiento de un carro bomba y de inmediato se le vino a la mente que podría ser personal de Angol o Victoria que se dirigían a prestar ayuda por los incendios.

“Nunca imaginé que era nuestro propio carro. Cuando llegué al lugar, de inmediato un carabinero me informó que había dos fallecidos. No nos podíamos convencer, tanto así que debí disponer que las operaciones de rescate las efectuara Angol y Victoria, ya que el personal nuestro se encontraba severamente choqueado con la muerte de nuestros compañeros. Bomberos siempre está preparado para socorrer a las personas pero es sumamente fuerte encontrarte con dos de los nuestros sin vida, es inimaginable”, afirmó el oficial.

Lesionados

Asimismo, los dos ocupantes del camión también fueron atendidos en Collipulli, no presentando ninguno riesgo vital, se informó desde el centro asistencial.

El cuartelero que guiaba el carro bomba fue enviado a la Asociación Chilena de Seguridad, mientras el resto de los voluntarios fueron remitidos a los centros asistenciales de Temuco y Collipulli. En la mañana de este martes, el Servicio de Salud Araucanía Norte confirmó que solamente permanecían internados Rodrigo Sepúlveda, Jeannette Garcés y Jonathan Zúñiga, mientras el resto fueron dados de alta.

Esta madrugada trascendió que el bombero Jonathan Zúñiga fue operado en el Hospital Regional de Temuco producto de la gravedad de sus heridas, pero se mantenía estable dentro de su pronóstico.

En tanto, desde Bomberos de Collipulli se desmintieron tajantemente las versiones trascendidas que hablaban de un tercer voluntario fallecido.

Fuentes: http://www.bomberos.cl/

 Nuestras Compañias